Cáncer de pulmón, una enfermedad también de mujeres

El cáncer de pulmón es una enfermedad tradicionalmente asociada al hombre. Pero en los últimos años se ha convertido en uno de los cánceres más mortales para las mujeres. En España, el número de mujeres con esta patología  se ha multiplicado por cinco en los últimos doce años, siendo su principal causa la incorporación de la mujer al tabaco en las últimas décadas. Según el doctor Oscar Juan, “en diez años, el cáncer que provocará un mayor número de muertes entre las mujeres será el de pulmón, a diferencia de ahora, que es el de mama. Debemos abordar medidas para combatir esta situación”. Juan es oncólogo del Hospital La Fe de Valencia y uno de los responsables científicos de la I Jornada de Abordaje Multidisciplinar de Cáncer de Pulmón en la Mujer, celebrada a mediados de septiembre en ese hospital y organizada por GIDO.

El doctor Óscar Juan, oncólogo del Hospital La Fe de Valencia.

La falta de conocimiento de que el cáncer de pulmón también es una enfermedad femenina provoca que el abandono del tabaco en mujeres prácticamente no se haya notado, mientras que, por el contrario, el número de hombres fumadores ha disminuido en 15 puntos, explica Juan.

La doctora Enriqueta Felip es investigadora en cáncer de pulmón del Hospital Vall d’Hebron y fundadora de WALCE (Women Against Lung Cancer Europe), una organización que trabaja para concienciar de la importancia del cáncer de pulmón en mujeres en Europa. Para Felip, “es imprescindible prevenir el inicio del hábito tabáquico en las niñas, es fundamental para prevenir la mayoría de casos de este tipo de cáncer. Hace algunos años el número de mujeres con cáncer de pulmón era anecdótico, ahora representa entre el 20% y el 30% de las consultas. Y el número de casos va en ascenso”, explica. Esta falta de concienciación sobre el cáncer de pulmón en la mujer también provoca que en ocasiones el diagnóstico llegue tarde. “Existe mucha concienciación sobre el cáncer de mama y en cuanto una mujer nota un bulto enseguida acude al médico. Pero no hay tanta respecto al cáncer de pulmón”, afirma el doctor Óscar Juan.

La doctora Enriqueta Felip, especialista en cáncer de pulmón del Hospital Vall d’Hebron.

“Necesitamos un abordaje personalizado”

La creciente epidemia de cáncer de pulmón en mujeres requiere, según Juan, “un abordaje personalizado. Deberían realizarse campañas de prevención diferenciadas ya que los motivos para empezar a fumar suelen ser diferentes -muchas niñas empiezan para no engordar- y se ha visto que las campañas de deshabituación tabáquica no tienen mucho éxito entre las mujeres.” También deberían personalizarse, según Juan, los ensayos clínicos y los tratamientos, pues “se ha demostrado que los tratamientos de quimioterapia son más tóxicos en mujeres, ya que se han diseñado para hombres. Las mujeres están infrarrepresentadas en ensayos clínicos”, explica el oncólogo.

“Necesitamos un abordaje personalizado”

La creciente epidemia de cáncer de pulmón en mujeres requiere, según el Dr. Óscar Juan. “un abordaje personalizado para la mujer. Deberían realizarse campañas de prevención diferenciadas ya que los motivos para empezar a fumar suelen ser diferentes -muchas niñas empiezan para no engordar- y se ha visto que las campañas de deshabituación tabáquica no tienen mucho éxito entre las mujeres.” También deberían personalizarse, según Juan, los ensayos clínicos y los tratamientos, pues “se ha demostrado que los tratamientos de quimioterapia son más tóxicos en mujeres al tener una composición corporal distinta, y que están infrarrepresentadas en ensayos clínicos”, explica el oncólogo.

Las mujeres, mayoritarias en cáncer de pulmón de no fumadores

En los últimos años también se ha detectado un aumento de casos de cáncer de pulmón en personas no fumadoras. Y entre estos pacientes, la mayoría son mujeres, como han detectado varios estudios, el último publicado este año en el New England Journal of Medicine. Según el doctor Óscar Juan, “no se conocen bien las causas, aunque puede deberse a factores hormonales o genéticos”. Lo que está claro, afirma Juan, es que “es necesaria más investigación en el cáncer de pulmón en mujeres. Y un abordaje en la prevención y los tratamientos.”